Blanco Budapest

Salimos por una cerveza. La noche había caído y las luces navideñas adornaban la ciudad, nunca antes había visto un paisaje así, tan navideño, tan invernal, tan lleno de magia. El viento calaba como si quisiera cortar las mejillas. El ruido de los tranvías y los automóviles era lo único que interrumpía la escena. Fue a unas cuantas calles del bar dónde nos habíamos citado … Continúa leyendo Blanco Budapest