Entre Libros
Comments 2

Dilemas de la Levedad del Ser

Dilemas de la Levedad del Ser_Cementerio Père lachaise

En mi opinión, hay dos tipos de libros, los que se leen una vez en la vida y los que pasan a ser una guía de vida; una obra maestra que te cautiva y te enseña en cada etapa. Para mí, La Insoportable Levedad del Ser de Milan Kundera es esa clase de libros.

De todos los dilemas y maravillas que esconde este libro, hay una en particular que quiero exponer hoy.

”No existe posibilidad alguna de comprobar cuál de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni siquiera boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro.”

Cito al escritor checo en este pasaje que tanto me gusta del libro. Cuando Tomás se debate entre sí su decisión de escoger a Teresa fue la correcta o no. Pero no hay, ni habrá manera de saberlo. Y así, se toman todas las decisiones de nuestra vida.

Últimamente me ha intrigado esta cuestión. Tomamos decisiones todos los días de nuestra vida. Cada acción es una decisión y cada acción genera una reacción, es física básica.

¿Habrá algún momento en nuestras vidas donde podamos darnos cuenta de que vivimos la vida correcta? No tenemos algún punto de comparación. No podemos devolver el tiempo o prevenir el futuro. Vivimos nuestros día como podamos y cómo nos han enseñado en el sueño colectivo, y eso, da miedo. Y con miedo se afronta la vida, porque sólo nos queda seguir tomando nuestras decisiones y afrontar las consecuencias. Sólo queda esperar a darnos cuenta, si tenemos suerte, que hemos hecho lo correcto.

Sólo me queda decir, ¡qué hermoso libro es La Insoportable Levedad del Ser!

2 Comments

  1. Lau says

    Dios! Qué lindo escribes! Personalmente creo que tenemos la vida que resulta de nuestras acciones y la vida que imaginamos que sería si las acciones fueran otras, pero esa vida imaginada nace del deseo, sabemos que no es y seguimos anhelando ideales; al final solo quedan dos opciones: vivir asumiendo y disfrutando nuestras decisiones o vivir cada día soñando lo que no es y desperdiciando lo único cierto que tenemos que es el tiempo.

    • ¡Muchas gracias por tu comentario y opinión! Creo lo mismo, al final sólo tenemos esas dos opciones, o vivimos el aquí y ahora o la vida se nos fue en sueños. ¡Gracias por tu opinión! Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s