Palabras de Luna

Crónicas de Metro: La llamada

Ascendió en Opéra.

Se sentó en la esquina del vagón. Vestía un pantalón holgado de mezclilla, una camiseta netra, un sweter gris y una gorra para ocultar su descuidado cabello.

Apenas se sentó sacó su celular. Era un día especial, quería darle una sorpresa. Encendió la cámara frontal, acomodó el aparato de forma horizontal, presionó el botón de grabar y empezó a hablar frente a la cámara. Estiró su brazó para que pudiera salir todo el mensaje en la toma, para que las señas se distinguieran bien. Transimitó el mensaje completo, letra por letra, seña por seña.

“Hola mamá, me gustaría estar ahí contigo, celebrar este día a tu lado, pero seguro lo estás disfrutando con mis hermanos. Estoy bien, el trabajo está bien y estoy aprendiendo mucho. Espero que algún día puedas visitarme y conocer la ciudad juntos. Hasta entonces, te mando un gran abrazo. ¡Feliz cumpleaños!

Sus ojos se cristalizaron mientras grababa. Dejó de utilizar el lenguaje de señas y puso stop a la grabación. Todo está bien se repetía así mismo mientras mandaba el video a su hermano. Mamá estará bien, era su mantra.

Descendió en Riquet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: