Luna Errante

7 cosas que no te dicen de los viajes

Viajar es una de las experiencias más maravillosas que existen; te da la oportunidad de conocer nuevos lugares, vivir momentos increíbles, retarte en otros ambientes y descubrir el mundo maravilloso en el que vivimos. Pero hay un lado que nadie te dice de viajar, el backstage de todo mochilero:

  1. Aeropuertos: Los aeropuertos son terriblemente tediosos. Pasar por los sistemas de seguridad, las largas filas, la gente que demora los procesos, los altos precios de la comida –o de cualquier cosa–, las horas de espera, el aire acondicionado tan alto, los asientos incómodos, pasar por migración, más filas… Sí, sinceramente los aeropuertos son algo que no disfruto de mis viajes.
  2. Maletas: Siempre se ve bonita la foto perfecta en redes sociales pero lograr eso no es sencillo. Un viajero experto ha desarrollado las habilidades para hacer que su vida quepa en 25 kilos o menos y eso no es lo más difícil; lo cansado es cargar con esos kilos a todos lados.
  3. Mapas: Hay unos mapas turísticos muy bien diseñados y explicados, otros que no. Viajar me ha enseñado a leer mapas desde los más detallados hasta los manteles de papel de algún restaurante. A veces es divertido, hasta que te pierdes y no entiendes el mantel.
  4. Internet: Suena básico, problemas de primer mundo, pero cuando estás en otro país, donde no hablas el idioma, no tienes dirección exacta ni manera de comunicarte con alguien, el internet se vuelve crucial.
  5. Las personas: Lo bueno de viajar es que conoces personas maravillosas dispuestas a ayudarte y enseñarte la calidez de su país… pero a veces no corres con esa suerte y te topas con personas que ni siquiera se detienen para darte indicaciones o intentar entenderte. En este mundo hay de todo y es parte de la experiencia.
  6. El clima: Así como te puede tocar el mejor clima soleado, también te puede tocar tormentas, lluvia y frío y debes arreglártelas con la poca ropa que llevas en los 25 kilos de maleta.
  7. La ropa: Cuando haces un viaje largo, la ropa es un martirio, debes de programar exactamente qué vas a usar qué día y ruega porque el clima se presente de la manera en cómo lo planeaste. Después la parte pesada es encontrar dónde lavar tu ropa…

Podría seguir enlistando los dolores de cabeza que te pueden dar en un viaje, pero no voy a mentir; muchas cosas pueden salir mal. Realmente nunca sabes lo que hay detrás de una foto bonita compartida en Redes Sociales, pero lo que sí debes estar 100% seguro es que no importa que tan pesado sea un viaje, siempre va a valer la pena, porque todo vale la pena.

¿Cuál ha sido tu mejor viaje hasta ahorita?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: