Exilio

A media noche,
un susurro, un murmuro;
sólo eso tengo,
y tu recuerdo se propaga en el viento.

Desearía saberme de ti extrañada.
O dejar de fingir que soy en tu vida deseada.

La arena se llevó los años pasados.
El tiempo se ha agotado,
y para el futuro nada queda,
ni siquiera la agonía de no
tenerte cerca. 

Seremos sólo dos desconocidos pasando.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s