La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón

Me crié entre libros, haciendo amigos invisibles en páginas que se deshacían en polvo y cuyo olor aún conservo en las manos.

La Sombra del Viento; todo lo que una novela debe de ser. Carlos Ruiz Zafón logra, de una manera exquisita, atrapar al lector entre las páginas de una novela que nos llevará por una Barcelona de antaño, por una historia de amor y traición, y por un increíble romance con los libros.

Se nos presenta la historia de Daniel Sempere, un pequeño niño que en un amanecer encuentra un libro que le cambiará la vida. Él se ha criado entre libros, está acostumbrado a perderse entre el encanto de sus páginas, pero este es diferente. Pronto descubrirá que el libro oculta un misterio que enreda al escritor y que tarde o temprano, termina por enredarlo a él también en un trama de amor, traición y sueños sin cumplir.

La Sombra Del Viento llegó a mí de manera inesperada, pero me enamoré de la historia desde la primera página, para volver a encontrar ese fanatismo que todo buen libro debe producir. La Sombra del Viento me recordó, lo que una buena novela debe de ser; todo lo que una buena novela debe de provocar en un lector: intriga, emoción, robar el sueño y unas ansias por terminar el libro en el menor tiempo posible para descubrir un final imprevisible que deja con la boca abierta. Eso es una buena novela.

El destino suele estar a la vuelta de la esquina. Pero lo que no hace es visitas a domicilio. Hay que ir a por él.

Con un fino lenguaje y un ritmo que hace tiempo no encontraba en algún escritor contemporáneo, Carlos Ruiz Zafón logra llevar al lector por cada una de las intrigas que contiene el libro, pasando por reseñas de la psicología de todos los personajes, que en poco tiempo se vuelven tan reales, por una historia que termina por fascinar y produce el encanto de querer volver a empezar.

Me atrevo a decir que todo buen amante de los libros debe leer esta novela. La Sombra Del Viento es un grito desesperado de soporte para todos los fervientes lectores, es un recuerdo de lo que solían ser las buenas novelas, es una invitación para volver a perderse en los libros.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s