Palabras de Luna

Del Universo

“Limitar nuestra atención a cuestiones

terrestres sería limitar el espíritu humano.”

Stephen Hawking

Existe un momento en la vida de cada persona en el que se cuestiona por su origen. Desde una temprana edad es posible admirar el cielo nocturno y los enigmas que contiene. Las preguntas llegan con la observación ¿De dónde venimos? ¿Cómo se creó el universo? ¿Cómo se originó la vida? ¿Hacía dónde vamos?

El origen del universo ha sido un debate desde hace mucho tiempo. La ciencia y la religión tienen diferentes versiones, que tratan de explicar el comienzo de la vida. Se puede pensar de dos maneras: o bien el universo ha existido siempre, o bien tuvo un inicio en algún tiempo pasado.

Existen tantas preguntas a las que posiblemente nunca tendremos respuestas. Hay tanto por saber y muy poco tiempo. Pero el humano es curioso por naturaleza y la curiosidad es el motor que nos lleva a realizar las cosas.

Aristóteles fue uno de los primeros hombres en tener grandes ideas sobre el cielo nocturno. Pensaba, gracias a sus observaciones de los eclipses lunares, que la Tierra es redonda. Posteriormente en el siglo I, Ptolomeo creó un modelo cosmológico en el que aseguraba que la Tierra era el centro del universo y que el Sol, las estrellas y los planetas entonces conocidos –Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno– giraban alrededor de ella.

Esta idea cambió en 1514 con Nicolás Copérnico quien, anónimamente, desarrolló el modelo actual de la galaxia, en el que los planetas y las estrellas giran alrededor del Sol. En 1609 Kepler modificó este modelo asegurando que el movimiento de los planetas era elíptico, y no circular como se pensaba.

La visión del universo cambió con la Ley de Gravedad, postulada por Newton en 1687, la cual indica que cada cuerpo es atraído hacia otro cuerpo por una fuerza que se intensifica cuanto más masivos y cercanos sean.

Big Bang

Incluso con esta ley, la idea de un universo que se expandía no llegó hasta después del siglo XX. En 1929 Edwin Hubble hizo la observación de que las estrellas distantes se alejaban rápidamente, lo que significaba que alguna vez estuvieron juntas. Estas observaciones sugieren que hubo un momento llamado el Big Bang.

Existe una cuestión crucial sobre el incremento del universo: si se expande a una velocidad lo suficientemente rápida para que la fuerza de la gravedad no ejerza sobre ella, o si en algún momento la gravedad tendrá efecto y el universo empezará a colapsar. Las observaciones sugieren que el universo se expandirá por siempre, sin embargo no hay modo de probarlo debido a que no es posible calcular su densidad, aún el universo esconde gran cantidad de materia.

Stephen Hawking

Hay muchas cosas ocultas en el universo. Existen singularidades, es decir, una zona del espacio-tiempo donde no se puede predecir, y las magnitudes y leyes de la física dejan de ser válidas. Se pueden presentar en el centro de los agujeros negros, pero también al comienzo del universo, como el Big Bang.

Ningún observador externo puede ver lo que ocurre dentro de un agujero negro, a esta teoría se le conoce como Censura Cósmica, que sugiere que las singularidades están ocultas dentro de un horizonte de sucesos. Sin embargo Stephen Hawking descubrió que los agujeros negros, no son negros debido a la Mecánica Cuántica. Si un agujero negro tiene entropía, entonces debe tener temperatura, por lo consiguiente emite radiación. Estas partículas escapan del horizonte de sucesos.

En 1983 Hawking y Jim Hartle trataron de demostrar la inexistencia de fronteras para calcular el estado del universo con una Teoría Cuántica de la Gravedad. En ésta formulación el tiempo es imaginario, y con un borde similar a la superficie de la Tierra. Sin límites, no hay singularidades y las leyes de la física serían siempre válidas. Suponiendo que el Universo no tuvo un comienzo, no tiene límites y se contiene a sí mismo ¿Hay lugar para un creador?

Hay muchas cuestiones a las que el simple humano puede jamás llegar a tener acceso a la verdad, existe una censura que nos impide descubrir más allá de nuestros límites. Una vez Einstein preguntó ¿Qué grado de elección tuvo Dios en la creación del Universo? Aunque la ausencia de límites sea cierta, Dios pudo no haber escogido las condiciones iniciales del universo, pero sí las leyes que lo rigen.

¿Cuántas maravillas esconde el universo? Sabemos que solo somos capaces de ver cierta materia de él. Quizá la censura seguirá por siempre, hasta el fin de nuestros días, o tal vez, en un futuro, se llegue a desarrollar una teoría unificada que explique el universo en su totalidad, o el porque existen estructuras tan complicadas como los seres humanos, seres que son capaces de investigar el universo y cuestionarse por su creación. De una u otra manera no podemos dejar de ver el cielo y cuestionarnos ¿Qué habrá más allá? Es imposible dejar de creer, tal vez ingenuamente, que seguramente existe algo más grande, y poderoso, que simplemente no podemos entender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: