Realidad Efímera

Suelo callar cuando te miro,
las palabras no encuentro,
se pierden en un abismo.

Quisiera aferrarme a este momento,
hacerlo eterno;
que las dagas de tiempo no lastimen
tu corazón ni el mío.

El mundo entero se encoge en tu mirada.
Cuando despierto ¡bendito panorama!
Mis ojos en los tuyos.

Que dulce dicha que nos ofrece la vida.
Eres sol y eres noche.
De mí nunca te marches.

Photo by Valentin Antonucci from Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s