Poemas

Poema | Allá en Oaxaca

Callado muchacho de tono atardecer,

con manos traviesas como el ayer.

Con tu encanto sedujiste inocente vagabunda.

Bajo tu engaño como embrujo,

caí en la trampa.

Muchacho moreno del tono atardecer,

bronceado por el sol

y esculpido por el mar.

Con manos inquietas recorriste mis dominios,

y bajo mi sombra dormiste tranquilo.

Juego de verano,

azares del destino.

En tus besos la moral perdí.

Astuta y sin conciencia

a tus brazos me entregué,

allá en Oaxaca, dónde dejé mi corazón.

Un secreto de verano,

oculto tras la sierra.

Un susurro en el viento;

él todo lo sabe.

En estos momentos todo parece un lejano sueño,

de esos que solo se sueñan una vez.

Un simple amorío de verano,

oculto en las bahías,

allá cruzando la sierra,

donde se quedó mi corazón.

Una tarde mágica junto al pacífico;

mar bravo que ahuyenta mis miedos,

mar que me enseñó a amar de nuevo.

Un romance oculto en las bahías.

Solo el mar y el viento fueron espías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: